Tips para administrar tu dinero mejor




Aprender a administrar tu dinero puede traer grandes beneficios a tus finanzas personales; recorta los pequeños gastos, infórmate sobre el manejo de tu dinero y no abuses del crédito, para tener finanzas personales saludables implica cambiar tu mentalidad sobre el ahorro, los gastos y las inversiones.

Gasta menos de lo que ganas, inviertir y ahorrar te servirá para tener dinero cuando envejezcas. 


Pon atención a las cosas pequeñas. A fin de cuentas, éstas se suman. Incluso llevar tu comida al trabajo en lugar de ir a la cafetería u ordenar algo, puede hacer una gran diferencia en tu cartera enfócate en las cosas simples que tus padres y abuelos te enseñaron, como no gastar más dinero que el que ganas y ahorrar parte de tus ingresos. 

Puedes tener lo que quieras, pero no puedes tenerlo todo. Corta tus gastos en las cosas que no son indispensables e invierte en aquellas que te hagan sentir mejor. El uso de tarjetas de crédito es una de las formas en las que la gente tiende a perder el control de lo que gasta. Cuando no tienes que pagar por algo durante algunas semanas, es más probable que hagas la compra.

Controla tu ansiedad financiera. No encontrarás la felicidad si sólo trabajas para poder comprar más cosas. ¿Por qué? Porque siempre habrá algo más que comprar y nunca estarás completamente satisfecho. Escapar de la trampa es fácil: Aprende a sentirte satisfecho con lo que tienes y a ser feliz con el proceso de alcanzar tus metas. 

‘Perfecto’ es enemigo de ‘suficientemente bueno’. Muchas veces, fracasamos en actuar porque estamos buscando la forma absoluta y segura de invertir o ahorrar dinero. Por eso, al final terminamos haciendo nada. Pero la acción elimina el miedo, y un resultado suficientemente bueno es mejor que nada. 

No inventes excusas. No culpes al presidente, a tu ex, a la mala suerte o a tus socios de negocios por tu situación económica. Tus circunstancias pueden no ser enteramente tu culpa, pero sí son tu responsabilidad. 


Que las deudas no excedan del 20% de tus ingresos. Si estás en el límite o te excediste en los gastos, se recomienda juntar todo en una sola deuda y refinanciar la tasa de interés. También se recomienda que éstas se paguen a tiempo para evitar que el monto se eleve.


A nadie le importa más tu dinero que a ti. Así que no esperes que alguien más te diga cómo invertir, ahorrar o saldar tus deudas. Tienes el instinto y la inteligencia para dirigir tu negocio. Haz lo mismo con tus finanzas personales.





Como haces una cosa haces todas las cosas.  Filosofía ZEN.







Share on Google Plus

Autor Luis Felipe Salas

Su Misión es proporcionar información y herramientas de desarrollo personal y profesional a las personas para ser tan abundantes como cada quien se lo proponga.

0 comentarios :

Publicar un comentario